La piel constituye una defensa activa capaz de proteger nuestro organismo del medio exterior.

Al estar en contacto directo con éste, sufre de manera constante sus consecuencias: los radicales libres, la radiación solar, la contaminación, las inclemencias meteorológicas, etc.

Todos estos agentes externos pueden provocar que la epidermis se muestre delicada y sin brillo, con un aspecto apagado y falta de suavidad y luminosidad.

Click aquí para más información sobre el tratamiento.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted